Quiénes somos

El Banco Hipotecario del Uruguay (BHU) es una institución financiera pública especializada en el crédito hipotecario.

Fue fundado el 24 de marzo de 1892, durante la presidencia del Dr. Julio Herrera y Obes, a partir de la Sección Hipotecaria del quebrado Banco Nacional de la República Oriental del Uruguay.


El 23 de mayo de 1912, el presidente José Batlle y Ordoñez, junto a su ministro de Hacienda, José Serrato, presentan el proyecto de nacionalización y el 8 de junio de ese año es estatizado.

historia.jpg

Hasta el año 1996 el BHU mantuvo el monopolio de préstamos hipotecarios, pasando a competir desde ese entonces con los bancos privados.


La crisis del 2002 afectó todo el sistema financiero y en particular al BHU, provocando la suspensión de su actividad principal, el otorgamiento de préstamos para vivienda.


Un nuevo marco legal aprobado en el transcurso del período de gobierno 2005-2009 (ley 18.125 del 27 de abril de 2007) modifica los cometidos del BHU y crea a la Agencia Nacional de Vivienda (ANV). Conjuntamente se dispone su capitalización y su reestructura a fin de posicionarlo como institución financiera y dotarlo de condiciones económicas, operativas y regulatorias adecuadas para reingresar al mercado hipotecario, desarrollando productos crediticios accesibles a la población con capacidad de repago, pero históricamente no atendida por el resto de la banca.


En ese marco, el BHU es elegido dentro de la política pública de vivienda, como el banco público, específico y especializado en la concesión y administración de créditos hipotecarios para las familias uruguayas, transfiriéndose desde ese momento las funciones no bancarias a la ANV.

red_casacentral.jpg

En la actualidad es una entidad de intermediación financiera con un modelo de negocio apoyado sobre un número acotado de productos y servicios, circunscripto a la concesión de créditos destinados a la adquisición, refacción o ampliación de la vivienda.

El BHU proyecta e implementa las bases para un crecimiento sostenido y sustentable, alineado con los objetivos de la política pública de vivienda, operando en un mercado en competencia y bajo los requerimientos del Banco Central del Uruguay.

Sus sucesivos planes de negocio apuntan al fortalecimiento de todas las acciones de índole comercial, tanto de colocación de préstamos como de adecuadas prácticas de recuperación temprana de créditos morosos en todo el territorio nacional, ejerciendo las funciones definidas en su Carta Orgánica y sometiendo su actividad al cumplimiento estricto de los manuales aprobados por el Directorio.


Desde el año 2011 documenta, implementa y mantiene un sistema de gestión de calidad bajo los requisitos de la norma UNIT-ISO 9001:2008 y mejora continuamente su eficacia tal como se establece en su Manual de Calidad.
Dispone de una Política de Calidad que ha sido formulada teniendo en cuenta, la misión, la visión y los valores corporativos, así como la naturaleza de la organización, las metas y las expectativas del cliente, el cumplimiento con los requisitos legales y reglamentarios aplicables y un compromiso expreso de mejora continua.

Misión

Ser un banco con oferta de crédito continua y competitiva, con promoción del ahorro, que facilita soluciones de vivienda a las familias, mediante mecanismos transparentes.

Participar en el mercado en forma activa en consonancia con las políticas establecidas por el MVOTMA.

Visión

Ser reconocido como una institución financiera líder, referente como empresa pública y bancaria por su solidez y buenas prácticas, sustentada en funcionarios comprometidos con la misión y sus valores; que cumple con el rol que le establece la sociedad uruguaya.

Política de calidad

Política de calidad del Banco Hipotecario del Uruguay

Valores corporativos

Los valores corporativos escogidos otorgan cohesión y sentido de pertenencia, establecen compromisos éticos a ser llevados adelante y buscan promover comportamientos y actitudes en sus funcionarios.

Se convierten en características distintivas de su identidad institucional.

Administración responsable con integrantes alineados y formados para que desde su accionar en el rol que a cada uno le compete ejercer, contribuya al cumplimiento cabal de las atribuciones asignadas a los diferentes niveles: de funcionarios, de la Alta Gerencia y del Directorio, a través de un manejo eficiente de los costos institucionales.

Sustentabilidad de manera que, preservando el patrimonio del Banco, se asegure la permanencia en el tiempo de las actividades desarrolladas en el cumplimiento de su misión.

Transparencia como forma de relacionamiento del BHU internamente y con los diferentes grupos de interés, ofreciendo un trato justo sujeto a principios de equidad para con el cliente, divulgando en forma sistemática información relevante, exacta, accesible y completa para funcionarios, clientes, proveedores, regulador y la sociedad en su conjunto y contribuyendo en la construcción de una imagen de institución confiable.

Integridad profesional en todas las acciones y conductas de sus empleados y de la institución en su conjunto, cultivando un comportamiento orientado al valor.

Orientación al cliente focalizándose en la satisfacción del cliente en sintonía con los objetivos de calidad, políticas de riesgos y estándares de gestión establecidos por la institución.

Desde hace varios años el banco mantiene niveles significativos en su actividad comercial, determinando que su participación en el mercado de crédito hipotecario a las familias esté situada en el entorno del 54%.

Actividad comercial

Año Cantidad de créditos de adquisición Cantidad de nuevas cuentas de ahorro
2010 1.368 2.521
2011 1.664 9.527
2012 1.848 7.845
2013 2.348 8.178
2014 2.379 7.284
2015 2.158 7.528

Se proyecta, asimismo, un futuro de consolidación e intensificación en las rutinas de gestión que aseguren mantener, además, la participación lograda en el mercado de capitales, adecuando de esta forma los objetivos comerciales a la capacidad de fondeo institucional.

La actual plantilla se conforma por 341 funcionarios distribuidos en Montevideo y en seis sucursales del interior del país, prácticamente en igualdad de guarismo entre hombres y mujeres. En Casa Central se concentra el 87% del personal.

La uniformización y estandarización de los procesos, conjuntamente con el fortalecimiento del Gobierno Corporativo y la convergencia hacia el cumplimiento de la normativa vigente, constituyen las directrices de una gestión que prioriza dar respuestas a las exigencias de clientes que valoran la calidad, la excelencia y la innovación como atributos relevantes del éxito del negocio.

El público en general continúa reconociendo la trayectoria y la “marca” BHU, en relación al negocio que desarrolla y distingue su renovación a partir de la reestructura del 2008.

Los resultados logrados en los últimos años han sido la consecuencia del trabajo conjunto de todos los funcionarios que, día a día, se comprometen y hacen suyo el cumplimiento de los objetivos fijados a través de una gestión profesional y eficiente.